Claves para diseñar el menú en una cena en casa con invitados

Claves para diseñar el menú en una cena en casa con invitados

Poner una mesa bonita llena de flores y velas, o elegir la música que sonará son detalles que sin duda nos ayudarán a crear una atmósfera adecuada con la que sorprender a los invitados. Pero además, el menú tendrá que estar a la altura de las expectativas del ambiente que hemos creado. De hecho, la elección del menú es una tarea complicada, sobre todo cuando tenemos un grupo de invitados variado, y quizás de gusto desconocidos.  Aún así, y pese al vértigo que nos da en determinadas ocasiones la elección de un menú por si no encaja con los gustos de nuestros invitados, siempre hay unas claves para diseñar el menú en una cena en casa con invitados. Unas claves que te vamos a desgranar hoy en 1748 Déjate Seducir.

Claves para diseñar el menú en una cena

Utiliza alimentos de temporada. Básico e imprescinble. Lo natural está de moda, y utilizar alimentos de temporada, además de demostrar que ha cuidado hasta el más mínimo detalle, potenciará el sabor de tus platos hasta límites insospechados. Ahora que llega el verano, aprovecha prepara menús que aporten frescura, como unas cremas frías, ensaladas, marisco, pescados….

Los sabores, de menos, a más. La cena tiene que ser una auténtica experiencia en la que la intensidad de los sabores vaya en aumento. Si sacamos de entrante o de primero un plato con mucho sabor, el resto de platos quedarán deslucidos. Intenta que los sabores vayan ganando en intensidad y en fuerza conforma avance la velada.

Claves para diseñar el menú en una cena

Evita que se repitan sabores ¿No te ha pasado en niguna ocasión en la que un ingrediente se ha repetido hasta la saciedad en un cóctel o en un menú? Aprovecha para sorprender y que cada plato sea diferente para evitar que se repitan sabores y que los invitados se cansen. Si por ejemplo has utilizado unos champiñones en el aperitivo, evita que la carne tenga unas setas como acompañamiento.

Nada de sabores extremos. Salvo que esté organizado una cena mexicana o exótica, lo más normal, sobre todo si no conocemos en exceso los gustos de los invitados, es evitar los sabores extremos. De esta manera, evitaremos el picante, demasiadas especias o recetas elaboradas con ingredientes que no pueden ser del agrado de todos los invitados, como por ejemplo las vísceras. Siempre tienes la opción de dejar en la mesa el salero y el pimentero por si alguien quiere más sabor.

Cómo preparar el menú de la cena

Mejor a lo seguro. Los experimentos, mejor con gaseosa y sin invitados delante. Por mucho que hayas visto una receta deliciosa en un programa de televisión, nunca lo incluyas en un menú con invitados si no lo has preparado varias veces antes para asegurarte de que te sale perfecto. Evita sorpresas de última hora y triunfa con esos platos que sabes que todo el mundo se queda con las ganas de untar el plato.

Te en cuenta las limitaciones de nuestra casa. Evidentemente, en nuestras casas no tenemos los medios de un restaurante. Por eso, al pensar en el menú y para ajustar los plazos para servir los platos a tiempo, piensa también en los medios que tenemos en casa, y si por ejemplo dos de ellos necesita de horno. Ahora que llega el verano, puesta por entrantes fríos, que puedes dejarlos preparados previamente, para dejar el horno o la sartén para el segundo plato. También puedes pensar en platos que se puedan dejar ya listos y que solo necesiten de un golpe de calor antes de servirlos.

Claves para diseñar el menú en una cena

Sirve la cantidad justa. En una cena, al cantidades que sirvas nunca deben ser excesivas para evitar que los invitados se llenen con un plato y no puedan disfrutar del resto de la cena. Es mejor ofrecer una cantidad ajustada, e invitar a que puedan repetir si lo desean. Al cocinar, ten cuidado también con las cantidades. No es lo mismo, en lo que respecta al sabor y a la terminación, el cocinar para cuatro que para ocho o doce personas.

Intenta informarte antes. Las personas alérgicas suelen preguntar si en la cena hay está presente el ingrediente que se la provoca. No obstante, siempre es bueno tratar de informarse entre los invitados de posibles alergias, intolerancias, si hay algún vegetariano o si hay algún alimento que no soportan. Así evitaremos situaciones incómodas como la de presentar un plato cocinado con cebolla cuando en la mesa hay algún invitado que no la soporta.

Claves para diseñar el menú en una cena

Elige bien los vinos. La división antigua de los blancos con los pescados, y el tinto para las carnes, ha desaparacido. Ahora hay vinos excelentes que maridan con distintos platos sin importar si es blanco o tinto. Lo importante es servir primero los vinos más jóvenes, y luego, los vinos con más cuerpo. O directamente, pasar de los vinos y servir toda la cena con champagne o con cava.

Prepara un cóctel previo. Para esperar a que lleguen todos los invitados, o mientras se termina de preparar la cena si esta es muy elaborada, no es mala idea preparar un pequeño cóctel que se puede tomar de pie. Algo ligero para que no nos quite el apetito para la cena, acompañado con algún combinado refrescante para hacer más corta la espera y que los invitados puedan ir intimando y creando ambiente en esos 30 minutos de cortesía que suelen darse entre la hora indicada y el comienzo de la cena.

Si quieres saber más de protocolo, no dejes de seguir 1748.

NACHO

Facebook | Instagram | Twitter | Pinterest | Google+

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

 

Protocolo en la mesa: Preguntas frecuentes sobre el pan

Protocolo en la mesa: Preguntas frecuentes sobre el pan

¿Quién no recuerda el olor inconfundible del pan recién hecho que salía de las tahonas de los pueblos cuando éramos niños? Ese olor, que formaría parte del concepto danés hygge, o lo que es lo mismo, disfrutar de los pequeños placeres, había ido desapareciendo a causa de la llegada de los panes industriales que se compran en supermercados y en franquicias. Por suerte, el pan bueno, el de toda la vida, está volviendo con fuerza, y las panaderías que utilizan masa madre para elaborarlos vuelven a poblar nuestras calles.

El pan en la mesa

En esta vuelta del pan de calidad tiene mucho que ver las ganas de cuidarnos y de volver a comer alimentos de calidad. De esta manera, los panes ricos ricos han vuelto a nuestros hogares, sobre todo, cuando organizamos una comida o una cena especial y queremos cuidarlo todo al detalle. Por suerte, ahora en las tiendas tenemos una amplia variedad de panes para esas ocasiones especiales, con panes de distintos tipos que se adaptan perfectamente a nuestros gustos y que hacen las delicias de todos aquellos que no saben comer sin pan.

El pan en la mesa

De hecho, el pan es tan importante en las comidas que incluso hay una serie de normas sobre cómo disponerlo y cómo tomarlo cuando estamos en una comida o en una cena formal ¿Nos acompañas para conocerlas?

  • ¿Cuál es mi pan? Esta es la eterna pregunta de muchas personas que se sientan a la mesa en un restaurante, en un banquete de bodas o en una cena en casa de unos amigos. El pan, siempre, será de una pieza y se colocará en un platillo a la parte izquierda de nuestro plato a la altura de la copas aproximadamente. Para los que quieran repetir, o por si tenemos dispuesta una amplia variedad de panecillos, siempre podemos poner en el centro de la mesa (para las comidas más informales) o en una mexa auxiliar un cestito con los diferentes tipos de panes para que tus invitados puedan elegir cuál prefieren. Si vas a colocar un pan de hogaza cortado en una panera, lo más aconsable es cortarlos respetando la forma y sin que falte ninguna rebanada. Si en la bandeja hay una gran variedad de panecillos, y sobre todo si es una comida tipo buffet, también puedes poner pizarritas explicando de qué es cada pan.

Cómo comer el pan

  • El pan, ¿se trocea con los dedos, o lo parto con un cuchillo? Olvídate del cuchillo, y trocea el pan con los dedos en trozos no demasiado grandes conforme te lo vayas comiendo. Nada de cortar varios trozos y dejarlos listos en el platillo del pan o sobre la mesa. Además, recuerda que no se puede comer el panecillo a mordiscos.
  • Cuidado con las migas. Lo sabemos, el pan es sumamente escandaloso, y por eso, hay que partirlo con cuidado sobre el platillo para evitar manchar la mesa más migas de las imprescindibles.
  • El pan es para comer, no para jugar. En ocasiones, los nervios, la costumbre… pueden llevarnos a juguetear con el pan o hacer bolitas con las migas. Algo que jamás hay que hacer en la mesa.
  • Si desechamos algún trozo del pan como la miga porque no nos gusta comérnosla, no hay que dejarla sobre el mantel. Lo correcto es dejar ese trozo en el platillo del pan, o en su defecto, en el plato de la comida.

Protocolo y pan

  • Si te has ayudado de algún trozo de pan para empujar algo de comida del plato, lo correcto es dejarlo en un lado del plato de tu comida, nunca hay que devolverlo al platillo del pan.
  • Sabemos que en ocasiones cuesta, pero salvo en ocasiones con invitados en los que haya mucha familiaridad, no hay que mojar salsas con el pan. Como mucho, se puede hacer con la salsa de nuestro propio plato, pero nunca hay que hacerlo en una ensaladera o fuente común.

Si quieres saber más de protocolo, no dejes de seguir 1748 Déjate Seducir.

NACHO

Facebook | Instagram | Twitter | Pinterest | Google+

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

 

 

 

 

¿Preparamos una mesa bonita para San Valentín?

¿Preparamos una mesa bonita para San Valentín?

Todavía faltan unos días para celebrar San Valentín, pero si estás pensando en sorprender a tu pareja con una cena romántica en casa, mejor ir con tiempo para planificarlo todo al detalle y que la mesa sea sencillamente preciosa. Porque al final, para disfrutar de una buena cena, además de preparar unas recetas ricas ricas, también es necesario crear una atmósfera adecuada que nos predisponga a disfrutar de la velada. Y qué mejor que poner una mesa bonita para San Valentín para sacar a relucir tu buen hacer para ambientar espacios y llenar de romanticismo y encanto el salón de tu casa para celebrar una cena inolvidable.

Las velas, imprescindibles para una mesa bonita para San Valentín

Mesa en San Valentín

En una fiesta como San Valentín, la luz va a jugar un papel fundamental para crear una atmósfera íntimima y romántica con la que derretir a tu pareja. Deja la estancia con luz ténue, con alguna lámpara auxiliar, y aprovecha la calidez que nos dan las velas. En la mesa, con candelabros y portavelas, pero también llenando el salón con velas de té, aprovechando estanterías, mesas auxiliares, o incluso en el suelo, bien pegadas a la pared. También puedes hacer un camino de velas desde el recibidor hasta el salón indicándole el camino, como anticipo de lo que allí le espera. Y si quieres ponerle un toque más moderno, también puedes poner una caja de luz, con algún mensaje en plan romántico.

Prepara una vajilla bonita

San Valentín

Si estamos preparando una mesa bonita, no puede faltar una vajilla bonita. Una vajilla Villeroy llena de flores, como la Marifleur, o la Floreana,  es ideal para vestir una mesa de San Valentín. Si la prefieres en blanco, para que destaque la decoración floral que has preparado, puedes optar por la vajilla Cellini, o por la Classica. Si prefieres una vajilla en blanco, pero de un diseño más contemporáneo, la colección Cera quedará ideal en tu mesa.

Las flores, un must para decorar la mesa

Mesa bonita para San Valentín

Las flores, junto a las velas, es el otro elemento impresdindible en tu mesa de San Valentín. Las flores por excelencia en esta época son las rosas rojas, así que un ramo de rosas puede ser el centro de mesa ideal. También puedes optar por rosas rosas o blancas, o elegir otro tipo de flores, por si tu pareja aparece en casa con un ramo de rosas como regalo. Un sencillo y florido bouquet, o unos tulipanes, los lirios, o unas margaritas también son una estupenda opción dependiendo del estilo que quieras darle a la mesa.

Mesa para San Valentín

Y si prefieres algo más sofisticado, quizás podrías apostar por las orquídeas. Para colocarlas, puedes poner el ramo o bouquet en un jarrón, o apostar por otros elementos más inusales, como unos botes handmade decorados con puntillas, una tetera, una cajita… Como idea, también puedes preparar o encargar un centro de frutas con fresas por ejemplo, que además de decorar, pueda servir de postre con un poco de chocolate líquido, o de nata.

Detalles románticos

Mesa bonita en San Valentín

Para completar la mesa y darle un aire más romántico si cabe, puedes esparcir sobre la mesa pétalos de rosa, pequeños cofetis de colores, tarjetas románticas handmade, colgar decoración preparada por ti colgada por ejemplo de la lámpara que hay sobre la mesa… .Y por supuesto, poner música suave de fondo para crear atmósfera, y estrenar un ambientador especial para terminar de darle el punto especial, bien sea mediante velas aromáticas, o con barritas de perfume. Puedes elegir un aroma que sepas que le vuelve loco o loca a tu pareja, o sencillamente, innovar para sorprender.

Un menú a la altura

Mesa para San Valentín

Como no podía ser de otra manera, el menú es tan importante como el crear una atmósfera especial. Para la cena de San Valentín, puedes ir a lo seguro, preparándole esos platos que le encantan y con los que sabes que vas a acertar seguro, o innovar y preparar algún plato sorpresa con algún ingrediente exótico o afrodisiaco. No te olvides tampoco de maridar los vinos, y del cava o el champagne para brindar por ambos tras acabar la cena ¿Te animas a preparar una mesa bonita para San Valentín?

NACHO

Facebook | Instagram | Twitter | Pinterest | Google+

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

El protocolo en los regalos: Qué llevar y cuando darlos

El protocolo en los regalos: Qué llevar y cuando darlos

Cuando nos invitan a una cena, a un cumpleaños, o a una boda, siempre surge la pregunta del regalo que debemos llevar, y sobre todo, el momento en que debemos dáselo al anfirión ¿Quedaré bien? ¿Vino, flores, o quizás unos pasteles? Todo dependerá del motivo de la invitación, y por supuesto, de la confianza que tengamos con los anfitriones, tal y como veremos a continuación.

Regalos para una comida o cena ¿Qué llevar?

El protocolo en los regalosImagen vía Lena Terlutter

Cuando nos invitan a una comida o a una cena en casa de alguien, solemos llevar un detalle que no sea demasiado ostentoso para agradecer a esa persona la invitación. Lo más normal es  llevar pequeños obsequios como dulces, algún licor, flores, un libro, un detalle decorativo o una botella de vino o de cava, si puede ser con un packaging bonito y personalizado. Se aconseja evitar ropa, joyas, perfumes o cualquier regalo de tipo muy personal.

En el caso del postre, a no ser que hayas quedado ya con el anfitrión que te encargas tú de esa parte de la cena, es aconsejable llevar unos bombones, unos macarons, unas trufas o alguna delicia de pequeño tamaño para completar el postre que a buen seguro han preparado los anfitriones. En caso contrario, estarás obligando a los anfitriones a dejar su postre en la nevera para sacar el tuyo, o a sacar ambos postres, con el consiguiente exceso de comida.

El protocolo en los regalos

En el caso del vino, también tienes que tener en cuenta que puede que el anfitrión ya tenga preparados los vinos con los que maridar la comida, por lo que tampoco tienes que ofenderte si no saca tu vino durante la cena y sirve los vinos que él previamente tenía seleccionados. Además, hay que saber de antemano si en la casa en la que nos han invitado son abstemios, o si no toman dulces a causa de la diabetes para evitar una situación incómoda para ambas partes.

Respecto al momento de cuando darlos, el momento idóneo es dárselo en el momento de llegar a la casa, sobre todo cuando se trata de vino o de alimentos. En el caso de que lleves algún regalo que no sea de carácter alimenticio, el anfitrión deberá abrirlo en el momento en que se lo das, a no ser que haya mucha gente invitada. En este caso, el anfitrión puede que tenga una mesa preparada en la que ir dejándolos, para abrirlos en el momento más adecuado, probablemente durante los postres o durante el café. Además, y si no has llevado nada a la cena, también está la opción de enviar al día siguiente con una mensajería unas flores o un detalle decorativo una vez que conoces el estilo de la casa al día siguiente con una sencilla nota para mostrar tu agradecimiento por la invitación.

Regalos en una fiesta o en un cumpleaños

El protocolo en los regalos

Normalmente, en las fiestas para celebrar algo especial como un ascenso, un homenaje o un cumpleaños, suele haber muchos invitados. Por eso, lo más normal es que el anfitrión no abra los regalos en el momento de tu llegada a la fiesta. Puedes entregárselo a la llegada a la casa o al lugar de la celebración, para que lo abra delante de ti durante los postres, o directamente, puedes entregárselo en el momento que esté destinado a los regalos.

Probablemente, el anfitrión tendrá dispuesta una mesa o rincón para ir dejando los regalos. En los casos de las fiestas en las que hay bastantes invitados, es importante poner una nota o una tarjeta en la que expreses tus mejores deseos, y de paso, le dejes claro al anfitrión que el regalo es tuyo.

Regalos para bodas

Regalos

En el caso de las bodas, y pese a la persistencia de muchos invitados de llevar el regalo o el sobre con el dinero para darlo el mismo día de la celebración, lo mejor es enviar el regalo de forma previa para que lo reciban en su casa. Cuando lo reciban, los novios te contestarán con una llamada o con una nota para agradecerte el detalle.

Llevar el regalo al lugar en que se celebra el banquete es una molestia para los novios y sus familias, ya que en el caso de los regalos físicos deben guardarlos y llevárselos de allí a su casa, y en el caso del dinero, se suma la preocupación por la pérdida o incluso por la sustracción de las cantidades que han recibido los novios de sus invitados.

NACHO

Facebook | Instagram | Twitter | Pinterest | Google+

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

 

Tips para vestir tu mesa de Navidad

Tips para vestir tu mesa de Navidad

La Navidad se aproxima, y seguro que ya estás pensando en cómo vas a decorar la casa, pero también la mesa en la que sentarás a tus invitados para celebrar estas fiestas. Como bien sabemos, además de una exquisita comida, una parte fundamental de cualquier cena o comida es la propia mesa y la decoración que la va a vestir. Por eso, y para que te de tiempo a prepararla con tiempo y a pensar en todos los detalles, hoy te ofrecemos unos tips para vestir tu mesa de Navidad.

Lo primero, elige la mantelería

Tips para vestir tu mesa de Navidad

El primer paso, elegir el mantel. Puedes optar por un estampado navideño, o por un mantel de lino blanco en el que destaque la vajilla y la decoración. Una elegante y fina filigrana tampoco queda nada mal en nuestra mesa de Navidad. El mantel deberá colgar unos 30 centímetros del tablero de la mesa para que no quede ni demasiado alto ni demasiado bajo. Recuerda también planchar el mantel para que luzca perfecto.

El centro navideño, todo un clásico

Villeroy

Para decorar tu mesa, sin duda la apuesta estrella en muchas casas es colocar un centro o corona navideño elaborada por ejemplo con pinsapo e ilex, o eucalipto con flor, velas, piñas, acebo, muérdago… las opciones son mil, incluyendo también flores como por ejemplo las hortensias, tan de moda en las decoraciones navideñas en estos momentos. Lo que sí que es importante es que pienses en el tamaño de la corona o centro de Navidad, para que esté dimensionada a la mesa, y no sea demasiado pequeña, pero tampoco tan grande como para estorbar el correcto desarrollo de la comida o de la cena. Para elevarlo, puedes colocar la corona sobre una bandeja con pie de las que se suelen utilizar para presentar postres.

El musgo, o una pequeña guirnalda, alternativa al centro de mesa

Tips para vestir tu mesa de Navidad

Si quieres meter un elemento verde en la mesa, pero no quieres poner el tradicional centro navideño, siempre puedes optar por poner musgo extendido por la mesa, intercalado con los candeleabros o con el resto de la decoración y haciendo formaciones por ejemplo con las encantadoras figuritas de Villeroy & Boch. En su defecto, una guirnalda hecha con pinsapo y piñas recorriendo la mesa en caso de que sea rectangular, quedará perfecta.

Recuerda el protocolo de mesa

Tips para vestir tu mesa de Navidad

Si estás poniendo una mesa a la que no le falta detalle, no puedes olvidar el protocolo en la mesa. Coloca bajoplatos, plato llano, las cucharas y cuchillos (con el filo mirando al plato) en el lado derecho, los tenedores, al lado izquierdo, y los cubiertos de postre, en la parte superior del plato. Recuerda también colocar el platillo del pan a la izquierda de los platos. Respecto a las copas, coloca las copas de agua, a continuación la copa de vino tinto, vino blanco justo encima del plato de presentación, o en haciendo una diagonal en el lado derecho. La copa de cava puedes colocarla desde el principo, o servirlar con los postres si crees que tienes la mesa demasiado llena.

Llena la mesa de detalles

Ti`ps para vestir tu mesa de Navidad

Sin pasarse, porque tampoco hay que sobrecargar la mesa de decoración, pero puedes poner pequeños detalles en la mesa para que se vea que has cuidado hasta el más pequeño detalle. Desde meseros originales, que puedes preparar por ejemplo con una pequeña tarjeta insertada en una piña o en un tronquito de madera, o preparar cartelitos con lettering que seguro que sorpreden a tus invitados.

Detalle navideño en servilletero

Otros detalles que puedes poner en la mesa, figuritas de Villeroy con vela, o incluso aprovechar alguna de las colecciones para decorar el árbol distribuidas por la mesa. Las servilletas también nos pueden servir de decoración si preparamos un bonito servilletero, o incluso puedes colocar algún pequeño ramillete navideño que puedes colocar en el plato de presentación y que luego los invitados se pueden llevar a su casa de recuerdo.

Saca brillo a la cuberteria y a la cristalería

Para las cenas de Nochebuena y Nochevieja, o para las comidas de Navidad, Año Nuevo o Reyes, en muchas casas se sacan las mejores vajillas, cristalerías y cuberterías para poner la mesa de gala. Si estás sacando lo mejor que tienes, recuerda limpiar las copas y la cubertería para que brillen en consonancia con el resto de la mesa.

¿Te animas a poner una mesa bonita esta Navidad? También puedes leer 5 tips para una Navidad con estilo

NACHO

Facebook | Instagram | Twitter | Pinterest | Google+

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

7 Consejos de etiqueta y protocolo en la mesa

7 Consejos de etiqueta y protocolo en la mesa

Seguro que en alguna ocasión te han invitado a una cena o comida, y te han surgido dudas sobre cómo comportante, o qué hacer ante determinadas situaciones. Ante la duda, el sentido común es la herramienta más eficaz que disponemos. Pero además del sentido común, hay una serie de consejos del protocolo en la mesa que hay que seguir.

Los cubiertos

7-Consejos-de-etiqueta-y-protocolo-en-la-mesa

La primera duda que suele surgir en la mesa es el tema de los cubiertos, ¿Cuáles utilizar en cada plato y en que orden? Muy sencillo, los cubiertos se utilizan de fuera hacia dentro, utilizando primero los cubiertos que están más alejados del plato. Además, es importante recordar que los cubiertos están para comer, no están para juguetear con ellos o para golpearlos con la copa o con el plato.

¿Qué hacer con la servilleta?

Protocolo en la mesa

La servilleta hay que colocarla en nuestro regazo cuando comenzamos a comer. Hay gente que se la coloca antes, pero realmente no tiene sentido ya que en nuestro plato todavía no hay comida. También hay gente que en lugar de colocarla en el regazo, la suele dejar doblada al lado del plato: error. Así, la servilleta no evita que nos manchemos si nos cae algo de comida en el pantalón o en la falda, y además, no es nada estético dejar la servilleta sobre la mesa.

El platillo del pan

¿No te has fijado que en cualquier boda hay siempre alguien que coge el pan que no debe, o que mira de reojo esperando a ver que hacen el resto de compañeros de mesa antes de coger el suyo? El tema del platillo del pan es siempre uno de los mayores problemas a los que se encuentran buena parte de los invitados a una mesa. La solución: el plantillo del pan está en el lado izquierdo. Además, recuerda que el pancillo nunca debe partise con un cuchillo. Lo mejor, partirlo en trocitos pequeños conforme nos lo vayamos comiendo.

La bebida

Protocolo en la mesa

Si sois los comensales los que os servís el vino, debes recordar que no hay necesidad alguna de llenar la copa hasta los bordes. La botella de vino va a seguir ahí, y no hay necesidadde hacer acopio en la copa por si nos quedamos sin vino. De hecho, las copas de vino se llenan a 1/3 tercio de su capacidad. Asi evitamos que el vino se caliente demasiado en la copa, y también evitamos que se derrame al tomarlo. En el caso del agua o de los refrescos, se puede llenar la copa por encima de la mitad.

Por donde servir

Protocolo en la mesa

Para evitar accidentes innecesarios, es bueno conocer que como regla general, se sirve la comida por la izquierda, y se retira por la derecha. Conociendo esta sencilla norma, se evitarán muchos accidentes que suelen acabar con alguna mancha en el traje del comensal.

Nada de levantarse de la mesa

Salvo urgencia inaplazable y tras pedir la correspondiente excusa, el protocolo sentencia que no hay que levantarse de la mesa hasta que la comida esté finalizada. Por tanto, nada de levantarse para salir a fumar a la terraza o para charlar con un compañero en la puerta. Este tipo de actos rompen el ritmo de la comida, y pueden provocar situaciones surrealistas como que veamos más gente fumando en el balcón, que invitados sentados a la mesa.

No levantar las tazas del café

Protocolo en la mesa

En ocasiones, cuando el anfitrión, o el camarero vienen a servirnos el café, solemos tender a levantar la taza para facilitarles su labor. Un gran error, ya que la taza está mejor sobre la mesa. Nuestro pulso no puede ser el mejor, nos pueden empujar, el camarero o el anfritión se pueden poner nerviosos por si fallan en la puntería y te queman la mano o te manchan la ropa. Así que la taza, y para mayor seguridad, mejor quieta en la mesa.

¿Conocías todos estos consejos de protocolo? No olvides leer también 7 temas a evitar en una conversación en la mesa.

NACHO

Facebook | Instagram | Twitter | Pinterest | Google+

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales