El lujo de vivir en una granja moderna

El lujo de vivir en una granja moderna

Dicen que el lujo no entiende de edad ni estilos. Sino más bien con una forma de vida a la que no demasiados pueden acceder. Partiendo de la base de una edificación que en tiempos pasados fue una granja. Esta casa en Hudson a las afueras de Nueva York, se concibe como un espacio pensado para vivir intensamente la vida tranquila.

Se levanta una nueva casa de campo diseñada para exprimir al máximo el confort o el lujo. ¡Veniros a verla!

El lujo de vivir en una granja de hoy

Una de las primeras cosas que llama nuestra atención es seguro los grandes techos de madera, originales de la casa. Es un espacio con tanta altura, es más complicado dar la calidez que necesita un hogar, sin embargo en este hogar en el campo, no ha supuesto un problema.
En el salón, por ejemplo los enormes ventanales con vistas al campo, hacen que las fronteras se borren, y no sepa uno bien si sigue dentro de la casa o ha salido fuera. También suma sensación de hogar. El precioso suelo de madera natural desgastada o las vigas del mismo material que se dejan a la vista. Elementos sin los cuales quedaría muy huérfana la casa.

Por supuesto la luz cobra un papel principal. Más aún sabiendo del problema de la perspectiva. De ahí que se repartan por la casa focos que iluminen hasta el último rincón de sus techos inclinados. Y lámparas de diseño que refuercen la necesidad de luz puntual.

Salón de una granja americana reconvertida en un hogar de lujo

Salón de una granja americana reconvertida en un hogar de lujo Comedor de una granja americana reconvertida en un hogar de lujo Comedor de una granja americana reconvertida en un hogar de lujo Porche de una granja americana reconvertida en un hogar de lujo Cocina clásica de una granja americana reconvertida en un hogar de lujo Dormitorio con papel pintado floral, de una granja americana reconvertida en un hogar de lujo Dormitorio de una granja americana reconvertida en un hogar de lujo

Para los muebles y elementos decorativos, se ha querido seguir una línea conceptual

Era fundamental dejar de lado la historia de la edificación. Se pueden ver también originales lámparas. Como la que cuelga sobre la mesa del comedor principal, hecha de cuerda y esferas de cristal. Mesa que por cierto, liga a la perfección con unas sillas actuales, a pesar de la diferencia significativa en su edad.

Con un estilo algo industrial, pero también con elementos más tradicionales propios del shabby chic, definieron una cocina en la que los azulejos nos hablan de otro tiempo. Igual que la campana decorativa que permanece sobre la zona de fuegos. Un guiño a lo antiguo que no pasa desapercibido.

Y un poco la misma tónica en el resto de estancias de esta granja renovada. Mucho papel pintado de inspiración campestre o florar. Muebles recuperados, obras de arte, y respeto absoluto por los materiales más puros. Un trabajo excelente del equipo de Bunsa Desing Studio.

Y como no podía ser de otra forma, un baño a la altura de su época.

Baño de una granja americana reconvertida en un hogar de lujo

Creo que muchos nos retiraríamos sin pensarlo a un lugar como éste, el resto de nuestros días. ¿Qué opinas tú? ¿Crees que el lujo entiende de lugares?

Todas las fotografías las vimos en  HomeAdore.

MARIBELFacebook  | Twitter | Google plus | Pinterest

 

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

Experiencia wellness en Italia

Comenzamos el año nuevo de la mejor manera que se nos ocurre. Muchos se habrán fijado como objetivo bajar de peso. Otros aprender idiomas. Y otros muchos entre los que nos encontramos  los editores de este blog, viajar a lugares alucinantes y dejarnos arropar por sus gentes, rincones y gastronomía. Hoy viajaremos hasta Italia para conocer un paraíso al que escapar.

Se trata del hotel Dimora di Metello. Un lugar que desprende carácter italiano y que rebosa diseño o cultura. Y es que el pueblo en el que se ubica no podía reservarnos mejor destino. Un pueblo, todo hay que decirlo, que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Todo el mobiliario de este hotel, está abrigado por unas paredes de piedra o roca. También por una cuidada iluminación, que da calor a las estancias. Una mezcla de exotismo autóctono y el más agradable confort, en forma de hotel de autor.

Wellness en Matera

zonas comunes hotel

La Dimora di Metello, zonas comunes

La Dimora di Metello, zonas comunes

La Dimora di Metello, dormitorio

La Dimora di Metello, baños

La arquitectura del pueblo de Matera, la ciudad de las piedras, hacia necesario un hotel de este tipo. Que fuera testigo de la capacidad de sus gentes para adaptarse al paisaje. El hotel, es todo un ejemplo de excelencia en su gestión. Y pone de manifiesto, la conexión entre modernidad y confort, con la naturaleza. ¿Verdad que no aparenta por fuera, el lujo que nos espera dentro?

La Dimora di Metello La Dimora di Metello

La Dimora di Metello, dormitorio

Un lugar cómodo y elegante, que reparte estilo en solo 4 habitaciones únicas. En las ellas el lujo y la búsqueda de un ambiente wellness, son el principal objetivo. Fíjate en la presencia de muebles de roble, el acero, y sobretodo todos los materiales naturales, que dominan el interior de todo el hotel.

La Dimora di Metello, baños

Un poco lo que os contábamos al hablar del hotel Monteverdi en La Toscana. Una búsqueda incesante del mejor de los lujos, pero sin levantar los pies de la tierra. Una forma extraordinaria de cubrir las necesidades de turismo. Y al mismo tiempo, aportar al visitante lo mejor de la región.

La Dimora di Metello, suite

La Dimora di Metello, ducha

Fijaros en el diseño de las habitaciones. siempre de planta abierta. En ellas la zona del baño, se encuentra perfectamente comunicada. Preparada para cumplir mucho más que esa función básica que todos conocemos de aseo personal. Cada vez más se buscan alojamientos de este tipo, donde el confort esté asegurado, sin maltratar el origen.

Habitación con baño wellness

¡Que levanten la mano los que le pedirían a los Reyes Magos una escapada a un hotel así? O mejor todavía, un dormitorio con un baño wellness como el de las fotografías.

Nosotros desde luego nos íbamos sin pensarlo dos veces. ¡Feliz año nuevo a todos! Esperamos poder seguir ofreciendo mucho tiempo toda la inspiración que necesitáis para vuestros hogares.

Fotografías Arnouveau

Más información La Dimora di Metello.

El hogar del elegante Jaime Lacasa en Madrid

El hogar del elegante Jaime Lacasa en Madrid

Hoy visitamos la casa de Jaime Lacasa, uno de los hombres con más estilo y elegancia de la capital de España. Es estilista de interiores y propietario de tiendas de muebles y ropa de hombre.

Un apartamento en el centro de Madrid repleto de obras de arte, objetos interesantes y un mobiliario único. En él los colores intensos se fusionan, dando el papel principal al inmenso azul. Sus más de 300 metros lo convierten en un apartamento a lo grande en el que dominan la luz a raudales y los grandes espacios comunicados.

Como en otras viviendas del siglo XIX, como aquel piso parisino que no hace mucho os mostramos,  no faltan los techos altos y las grandes molduras en techos o paredes. Sus casi 4 metros de altura, fueron determinantes para que el interiorista se decidiera por ella.
En su casa no faltan los muebles recuperados, piezas clásicas que han sido retapizadas, muchos libros de arte y esculturas únicas. Como amante de los libros no podían faltar las grandes estanterías a medida. Absolutas protagonistas de un salón con dos zonas diferenciadas que se funden gracias a la perspectiva que otorga su enorme cerramiento de cristal.

salón con gran estantería a medida

salón con grandes vidrieras de techos altos

Tampoco faltan los objetos adquiridos en sus numerosos viajes, ni una enorme colección de porcelanas o candelabros. Su cocina tiene un aire industrial. En ella una gran mesa acompaña a la península que culmina en una enorme pared de pizarra. Otra vez se mezclan sillas de diseño actual con otras de los años 50 o recuperadas por el propietario.

El proyecto de reforma de toda su casa, es obra de Geli Pérez Gómez. Un cambio radical a un piso antiguo, en el que aún quedan señas de su origen. En esta casa hay sitio para los contrastes. Las viejas molduras originales se mezclan con esculturas de chatarra prensada o cuadros de hoy. ¡Una casa con carácter! En el baño no podía faltar el mármol, esta vez de efecto envejecido, mezclado con un papel rugoso en tonos ocre. Un plus de sofisticación realzado con su suelo de madera verde suave.

salón con espacios comunicados, techos altos y molduras clásicas

detalle del salón con gran cuadro al fondo

salón comunicado con gran cerramiento de cristal

cocina de estilo industrial

cocina de estilo industrial con pared de pizarra

dormitorio con baño de mármol integrado

Ya veis, grandes casas de hoy, que conservan todo el encanto de su origen. ¿Os ha gustado su estilo?

Las fotografías son de P.Zuloaga y I. Semenat.
Podéis ver mas detalles de esta casa y otras curiosidades en Elle.es.

MARIBELFacebook  | Twitter | Google plus | Pinterest

 

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

Una experiencia de lujo en la Toscana

Una experiencia de lujo en la Toscana

Hoy nos trasladamos hasta un lugar único en la Toscana, que seguro te cuesta compartir. Una combinación de hotel, eco aldea y palacio cultural que nada tiene que ver con los tradicionales hoteles de lujo. Un lugar para los que ya están de vuelta de todo, y necesitan, algo más.

Se llama Monteverdi, y no es un lugar al que se llegue fácilmente. Para poder llegar al monte donde se ubica hay que conducir un par de horas por pueblos perdidos táscanos, y subir una gran colina.

Castiglioncello es la aldea medieval elegida para ubicar allí, este hotel tan peculiar. En realidad decir hotel no es del todo correcto. Pues se trata de un proyecto que abarca 12 habitaciones, 3 villas independientes, arqueología, bienestar, gastronomía, música y arte. Nos recuerda en su filosofía al hotel Zuri en Zanzibar ¿Te acuerdas? Otro gran ejemplo de lujo sostenible.

Este hotel de autor, lo es gracias a Michael Cioffi. Un abogado que supo ver el potencial de esta tierra, y dio forma al proyecto. El conjunto se integra por un conjunto de casas rehabilitadas respetando sus orígenes. Y es que el entorno sugería un establecimiento así. El Val d´Orcia es patrimonio de la Unesco, por su paraje natural y sus restos arqueológicos.

Monteverdi es un hotel que se funde con el pueblo. De tal manera que la recepción es una casa más a la entrada del pueblo. Un poco más adelante hay una enoteca con vinos locales, a unos metros junto a la iglesia una galería de arte que también es sala de yoga. Y un poco más allá habitaciones entre otras casas del pueblo o las villas privadas.

Aquí no hay indicaciones ni señales, esto no es un complejo. Vecinos y visitantes se mezclan de tal forma que uno se siente casi “empadronado” en el pueblo. Una discreción que permite que sus visitantes se muevan en total libertad, al no haber puertas ni barreras físicas.

En palabras de su dueño, es un lugar pensado para los que han viajado por todo el mundo y quieren el nuevo “postlujo”. El hotel sigue estándares ecológicos y de sostenibilidad. Se abastece de materiales de la zona y de productos locales al 100%.

El restaurante como no podía ser de otra forma, roza la excelencia. Aquí El chef Giancarla Bodono, hace las delicias de sus visitantes, con una comida lenta que va de la tierra a la mesa. Un lugar donde descansar sin prisas y sin miedo a encontrarse uno mismo. Un remanso de silencio y naturaleza.

¿Te imaginas? Despertar en sus blancas sábanas sin ruido, asistir a una clase de yoga al amanecer y terminar en un spa rodeada de lavanda, limón o equinácea… Habrá que pedirlo a los Reyes Magos.

Fotografías Monteverdi.

MARIBELFacebook  | Twitter | Google plus | Pinterest

 

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

Aires burgueses en un apartamento parisino del XIX

Aires burgueses en un apartamento parisino del XIX

Hoy nos iremos de visita hasta un precioso apartamento parisino del siglo XIX de estilo clásico. Un hogar refinado y elegante con un cierto aire bohemio, donde han sabido combinar muy bien sofisticación, buen gusto y armonía.

Como no podía ser de otra forma, es Paris, la ciudad donde se ubica. Se trata de un hogar familiar que fue totalmente reformado. Una evidente mejora que se realizó sin dejar de lado todos los elementos clásicos del inmueble. Aquellos que le daban carácter. Y es que cuando hablamos de decoración de interiores, es esencial tener en cuanta la base sobre la que se trabaja. Aquí por suerte, el apartamento se ubica en una construcción del siglo XIX, con muchos indicios de su solera.

Fíjate en las chimeneas de mármol, el parqué de roble con forma de espiga, o las ventanas de palillería… Todos elementos que hablan de otra tiempo y que se mantuvieron tras la reforma. Eso sí, lo que no dejaron de hacer fue dar un aspecto más actual al conjunto, gracias a una nueva distribución más práctica, acorde a la joven familia que vive aquí.

Comedor, salón y cocina se conectan en una planta única muy equilibrada. Esto se consigue gracias a las columnas, falsos techos, y el uso de alfombras estratégicamente colocadas por toda la vivienda.

casa-parisina-2

En esta casa hay las puertas justas, y sobretodo mucha luz. Derroche de colores claros, y pequeñas dosis de rosa, para aportar el toque femenino.El color es fundamental en la decoración de interiores, por eso aquí se aplicó sabiamente. Lo puedes ver en las cuidadosamente elegidas alfombras estampadas, o las lámparas de diseño que ser reparten por toda la casa. Curiosamente esa lámpara que preside todo el salón nos recuerda mucho al modelo que vimos en aquel apartamento que evocaba los años 60.

casa-parisina-3

Veréis espejos antiguos, que se mezclan sin ningún complejo con otros de diseño más contemporáneo. Y muchas obras de arte, que le dan un aire tremendamente sofisticado al conjunto. Una mezcla de culturas y tiempos, que funciona en cada uno de sus rincones.

En la cocina por ejemplo, un mobiliario básico de Ikea se mezcla con un estudiado pavimento marroquí. Algunas lámparas de autor y detalles vintage, completan el conjunto. En el salón, sillas de los 60 se fusionan con una gran cómoda Luis XV o espejos dorados del siglo XVIII… Y todo queda armónico y equilibrado.

casa-parisina-7
casa-parisina-9

casa-parisina-8

El dormitorio principal conserva su antigua chimenea y las molduras originales. Si te fijas bien, son la lámpara de diseño y el cuadro del cabecero los únicos elementos que lo presiden. Esto da al conjunto un estilismo muy neutro y básico. Como no podía ser de otra forma, tampoco faltan las obras de arte, ni la simbiosis de elementos decorativos muy dispares.

casa-parisina-4
casa-parisina-5

En el baño de estilo minimalista, destaca una cuidada elección de la pila, de estilo antiguo. También algunos complementos como el cuenco, que hablan de otra época. Sin duda, el remate perfecto a un dormitorio sobrio, pero cargado de elegancia.

casa-parisina-6

En resumen una casa práctica, cómoda y elegante en la que el conjunto forma un todo. Una mezcla equilibrada, que lo hace justo y comedido… ¿No te parece? Desde luego el gusto de los dueños por fusionar en su casa arte y cultura, no ha podido resultar mejor.

Podéis ver más imágenes de este elegante piso en Nuevo Estilo, a quien pertenecen las fotografías.

MARIBELFacebook  | Twitter | Google plus | Pinterest

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales