Con un acento chic y mucha luz, este apartamento de estilo y elegancia de principios del sXX situado en Suecia, nos conquista en un sólo vistazo. Todo el interior resulta ser una hermosa vuelta a principios del siglo pasado con el encanto de la década de 1800. Sito en Östermalm, un gran distrito en el centro de Estocolmo, este amplio apartamento de 286 m², cuenta con tres dormitorios, dos baños, una terraza y un salón comedor y cocina de grandes dimensiones. Una reforma con altos estándares de fabricación y materiales remata la nueva decoración. Toda la arquitectura original se ha conservado, así como el diseño, con ventanas de gran altura, puertas dobles de una maravillosa carpintería, y magníficos detalles de un techo que dan la casa su carácter único y estilo elegante, muy europeo. Tras la entrada a la vivienda, donde se nos recibe con un generoso pasillo con gran cantidad de almacenamiento incorporado y un aseo para las visitas, se disponen tres hermosas estancias apiladas en una fila con dos puertas de estilo que conduce de un espacio a otro, iluminados por la luz natural a través de los ventanales altos. Con una paleta de blanco brillante como base en combinación con el negro, los principales espacios de vida cuentan con la calidez del suelo de parqué pigmentado en blanco. De esta manera se está añadiendo un calor acogedor a todo el ambiente. Los espacios sociales y la zona más pública de la casa cuenta con una sala de estar, comedor, cocina y una barra office. La cocina es el corazón de toda la planta. Cuenta con una isla con un montón de espacio para albergar una barra para comidas y cenas de diario.

Las estancias en blanco siempre resultan espacios atractivos, puros, sin defectos y románticos. De esta manera, la decoración tiene un toque de ambiente sofisticado sin ser distante, a la vez que delicado. El toque distintivo de esta singular vivienda es la comodidad y practicidad, desarrollado para solteros, una pareja o, incluso, una familia. La disposición de asientos modulares opera con el espacio perfectamente y mantiene un equilibrio ideal a lo largo de todo el salón. Un acento a modo de alfombra blanca de lana, piezas decorativas adicionales de superficie brillante, iluminación contemporánea y arte de vanguardia en las paredes, crean un resultado estimulante a la vez que sereno. El blanco se vuelve negro al entrar a través de las majestuosas puertas del comedor adyacente. Así, las puertas son elementos a modo de “obra de arte” en sí mismas. El color negro destaca en lugares importantes a lo largo del esquema de color de toda la habitación.

La diversidad del color blanco se utiliza de manera brillante, con tonalidades más calientes, utilizados para ablandar ciertos componentes del espacio, con otros más puros y vibrantes, que aportan un punto de vista enérgico y modernista.

El espacio de la cocina combina blanco y negro con confianza. Se trata de una estrategia decorativa ganadora en cualquier espacio. El logro de esta combinación correcta depende del estilo y las texturas. Las sillas en madera y una mesa redonda, proporcionan a la cocina un ambiente casual, incluso a pesar de que el aspecto de la zona es bastante elegante. Relucientes electrodomésticos blancos y armarios y cajones sin tiradores, completan la disposición. El dormitorio continúa con la paleta en blanco y negro con cortinas blancas muy dramáticas, una silla de acento y buenas piezas de diseño. El baño neutro con el blanco para los destacados. mosaicos en un tono terroso, producen el entorno ideal a modo de spa para la relajación. Brillantes paredes blancas se ayudan de un gran espejo para alargar el espacio.

Así pues, los elementos originales conservados son espectaculares, por no hablar de las altas ventanas que permiten la entrada de una enorme cantidad de luz solar en el apartamento. Esto hace que se sienta muy ventilado y luminoso. El mobiliario es elegante, creandose todo un conjunto chic en blanco y negro. En definitiva, un apartamento de estilo y elegancia de principios del sXX donde el interior y el exterior son un reflejo de estilo y un gusto excelente, todo en uno. ¿Qué opinais vosotros? ¿Viviríais aquí?.

Fotografías vía [ ] One Kind Design

 

Compartir
Virginia
Descripción: Soy Virginia, Arquitecta de interiores. Me dedico a crear ambientes a la medida de cada estilo de vida. Ecléctica por natura, tengo alma "vintage". Mil cosas al día me inspiran y de ello os hablaré en mi espacio.