El embarazo es una etapa en la que la alimentación saludable juega un papel decisivo para la madre y el bebé. Hoy os traigo algunos de los temas más demandados en nuestra consulta, consejos para una alimentación segura  en el embarazo.

En el embarazo las necesidades de energía y nutrientes de la mujer varían. El crecimiento del bebé y la formación de nuevos de tejidos en la madre son los motivos. Es cierto que cualquier momento es bueno para tomar las riendas de una alimentación saludable, aunque en este caso lo deseable es elegirla como opción antes de producirse el embarazo.

 

Educación alimentaria y nutricional para embarazadas

La educación alimentaria y nutricional es una herramienta de gran valor para la madre gestante. Gracias a ella se pueden reforzar aquellos comportamientos alimentarios saludables y modificar los que tienen un efecto negativo sobre su salud y la de su bebé.

El embarazo es una etapa fisiológica compleja. Es cierto que pueden aparecer miedos o falsas creencias, mitos alimentarios. Estos pueden hacer que eliminemos o incluyamos alimentos de la dieta de la embarazada sin ningún respaldo ni validez científica.

Un recomendación en este sentido es consultar al equipo sanitario que cuida de la embarazada o su bebé durante la gestación. Estarán actualizados y preparados para desterrar estas ideas  erróneas con argumentos certeros.

Consejos para una alimentación segura en el embarazo

Hoy nos centramos en aspectos dietéticos como:

  • Lava muy bien los alimentos que vas a consumir crudos, esto es fruta y verduras. Consérvalos , si lo necesitan, a la temperatura correcta en el frigorífico.
  • En el frigorífico separa los alimentos cocinados de los crudos y también de los quesos.
  • Lee la etiqueta de los alimentos y respeta la fecha de caducidad. No uses latas abombadas o alimentos envasados  caducados.
  • Cocina los alimentos. No consumas carnes, pescados ni huevos crudos.

Alimentos a evitar si estás embarazada

Queremos una alimentación segura en el embarazo, os doy algún consejo. Por ejemplo:

  • Desterrar las bebidas con alcohol, ocasionan problemas fetales muy graves. Absolutamente nada de alcohol durante el embarazo.
  • El consumo de pescados azules de gran tamaño, por el contenido de metales pesados. Ejemplo de ello son el atún, pez espada, lucio y tiburón. Sí se puede consumir pescado azul, pero de menor tamaño.
  • No es recomendable consumir alimentos ricos en vitamina A como el hígado. Un exceso de ésta vitamina produce efectos negativos en el crecimiento y maduración del bebé.
  • Cuidado con el consumo de nueces de Brasil. Son ricas en selenio, puede ser tóxico si tomamos más de 6 unidades al día.
  • El jamón serrano, si lo vas a consumir, ha debido estar congelado a -20 ºC durante al menos 10 días.

Estas son solo algunas recomendaciones. Tened en cuenta que la alimentación ha de ser personalizada. Puede ocurrir que te asalten dudas respecto a qué comer o que excluir de tu menú si estás embarazada. Lo mejor, consultar tu caso a tu dietista-nutricionista.

Compartir
Ana Márquez Guerrero
Ana Márquez Guerrero nutrisanaeducacion.com
Dietista-Nutricionista, dedicada a la práctica clínica en su consulta de Málaga capital. También imparte formación sobre dietética y alimentación, asesora a enfermos, familias y empresas. Es además enfermera y antropóloga.