Hoy nos iremos de visita hasta un precioso apartamento parisino del siglo XIX de estilo clásico. Un hogar refinado y elegante con un cierto aire bohemio, donde han sabido combinar muy bien sofisticación, buen gusto y armonía.

Como no podía ser de otra forma, es Paris, la ciudad donde se ubica. Se trata de un hogar familiar que fue totalmente reformado. Una evidente mejora que se realizó sin dejar de lado todos los elementos clásicos del inmueble. Aquellos que le daban carácter. Y es que cuando hablamos de decoración de interiores, es esencial tener en cuanta la base sobre la que se trabaja. Aquí por suerte, el apartamento se ubica en una construcción del siglo XIX, con muchos indicios de su solera.

Fíjate en las chimeneas de mármol, el parqué de roble con forma de espiga, o las ventanas de palillería… Todos elementos que hablan de otra tiempo y que se mantuvieron tras la reforma. Eso sí, lo que no dejaron de hacer fue dar un aspecto más actual al conjunto, gracias a una nueva distribución más práctica, acorde a la joven familia que vive aquí.

Comedor, salón y cocina se conectan en una planta única muy equilibrada. Esto se consigue gracias a las columnas, falsos techos, y el uso de alfombras estratégicamente colocadas por toda la vivienda.

casa-parisina-2

En esta casa hay las puertas justas, y sobretodo mucha luz. Derroche de colores claros, y pequeñas dosis de rosa, para aportar el toque femenino.El color es fundamental en la decoración de interiores, por eso aquí se aplicó sabiamente. Lo puedes ver en las cuidadosamente elegidas alfombras estampadas, o las lámparas de diseño que ser reparten por toda la casa. Curiosamente esa lámpara que preside todo el salón nos recuerda mucho al modelo que vimos en aquel apartamento que evocaba los años 60.

casa-parisina-3

Veréis espejos antiguos, que se mezclan sin ningún complejo con otros de diseño más contemporáneo. Y muchas obras de arte, que le dan un aire tremendamente sofisticado al conjunto. Una mezcla de culturas y tiempos, que funciona en cada uno de sus rincones.

En la cocina por ejemplo, un mobiliario básico de Ikea se mezcla con un estudiado pavimento marroquí. Algunas lámparas de autor y detalles vintage, completan el conjunto. En el salón, sillas de los 60 se fusionan con una gran cómoda Luis XV o espejos dorados del siglo XVIII… Y todo queda armónico y equilibrado.

casa-parisina-7
casa-parisina-9

casa-parisina-8

El dormitorio principal conserva su antigua chimenea y las molduras originales. Si te fijas bien, son la lámpara de diseño y el cuadro del cabecero los únicos elementos que lo presiden. Esto da al conjunto un estilismo muy neutro y básico. Como no podía ser de otra forma, tampoco faltan las obras de arte, ni la simbiosis de elementos decorativos muy dispares.

casa-parisina-4
casa-parisina-5

En el baño de estilo minimalista, destaca una cuidada elección de la pila, de estilo antiguo. También algunos complementos como el cuenco, que hablan de otra época. Sin duda, el remate perfecto a un dormitorio sobrio, pero cargado de elegancia.

casa-parisina-6

En resumen una casa práctica, cómoda y elegante en la que el conjunto forma un todo. Una mezcla equilibrada, que lo hace justo y comedido… ¿No te parece? Desde luego el gusto de los dueños por fusionar en su casa arte y cultura, no ha podido resultar mejor.

Podéis ver más imágenes de este elegante piso en Nuevo Estilo, a quien pertenecen las fotografías.

MARIBELFacebook  | Twitter | Google plus | Pinterest

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

Compartir
Maribel Martínez
Maribel Martínez unapizcadehogar.com/
Licenciada en Derecho y redactora de contenidos freelance para revistas de decoración, estilo de vida y lujo. También ofrezco mis servicios en la redacción de blogs y páginas web. Dirijo mi propio blog de estilo de vida y tendencias, unapizcadehogar.com.