¡Hola a todos! Seguro que la mayoría de vosotros ya de vuelta a la rutina igual que cada año. Y es que, qué dura es la vuelta a la realidad! Por eso hoy, os enseño una casa que, además de ser preciosa, tiene esa atmósfera relajada que tienen las casas de verano. Esas en las que poco importa más que disfrutar y relajarse.

Esta casa se encuentra en una finca payesa del s. XIX, en el campo mallorquín. Ya que se encontraba muy deteriorada, la remodelación tuvo que ser integral y solo pudo conservarse la estructura externa de la misma. En el interior imperan los espacios amplios y llenos de luz, los elementos propios de la zona como las persianas mallorquinas y las tonalidades naturales como el beig, el blanco o la madera. Además los textiles juegan también un papel importante, pero siempre en fibras naturales, algodón y lino fundamentalmente, manteniendo el aire de naturaleza que envuelve cada espacio.

Pero si tengo que elegir solo una de las estancias, no hay lugar a dudas. Me quedo en el porche, el entorno es digno de admirar, rodeado de olivos centenarios y grandiosas encinas. ¿Cuál es vuestro espacio favorito?

imageimage

image image image image image image image

Vía Nuevo Estilo

En cualquier caso, una vivienda perfecta para recibir el nuevo curso, que por sus detalles, siempre nos recordará al verano  y que conseguirá  que no puedas dejar de mirarla y de estudiar cada uno de los detalles que alberga en cada uno de sus rincones.

Sencilla y, a la vez, llena de elementos que la llenan de personalidad. Me ha cautivado de principio a fin. Y a vosotros, ¿qué os ha parecido?¿Os ha gustado tanto como a mi?

Maria Jose_Always WhiteFacebook  | Twitter | Instagram | Google +

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

Suscríbete al boletín

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES
Email
Nombre
Apellidos
Secure and Spam free...