Baño integrado en el dormitorio_la-belle-bathroom-collection-2

Hoy quiero hablaros de los baños  integrados en el dormitorio. Para mí son una solución perfecta y con mucho estilo. Unir ambas estancias es una opción muy práctica y, sobre todo, muy cómoda. Pero, ¿cómo integrarlos bien?. Muros a media altura, cambios de nivel o el mobiliario servirán para que la unión de ambos ambientes resulte funcional y visualmente atractiva. Es cierto que este tipo de soluciones hace tiempo podía remitirnos a la idea de habitación de hotel, pero en las casas actuales, se ha convertido en un recurso decorativo y distributivo real que aporta personalidad al espacio. Integrar en la misma pieza un área para vestidor y otra para aseo y relax permite que la conexión entre ellos sea práctica y armónica.

Baño integrado en el dormitorio_baño integrado_ElMueble

Un espacio estanco con la puerta, corredera o no, cerrando el baño es una opción clásica: permite aislar o unir cada zona a nuestra conveniencia. Una alternativa algo menos rígida puedes ser un murete a media altura o abierto por los lados, que aumenta la continuidad visual sin restar privacidad. Si establecemos un área de paso entre los distintos ambientes, ponerlos a diferente nivel o colocamos un cristal como elemento separador-integrador, resultarán una solución ideal.

Baño integrado en el dormitorio_villeroy-boch

Baño integrado en el dormitorio_bano_junto_al_dormitorio_ElMueble

Baño integrado en el dormitorio_baño con bañera exenta y araña cristales_ElMueble

Baño integrado en el dormitorio


el-bano-esta-en-el-dormitorio_ampliacion_ElMueble

Las bañeras dentro de un dormitorio, como ya os enseñamos,  se usan como baño pero también se instalan a veces como decoración cuando se trata de una pieza antigua restaurada, una bañera exenta clásica por ejemplo,  y sólo quieres exponerla. Sea como sea, el resultado siempre es increíble. Un baño en el dormitorio, muy funcional para su uso diario, pero además un plus decorativo para la habitación, que lucirá muchísimo más elegante. Pero la bañera no es la única pieza de un baño que puede instalarse en el dormitorio. El resto de sanitarios también. Debes encontrar la forma de que la instalación no rompa la armonía en la decoración de la estancia, como el revestimiento del suelo.

Baño integrado en el dormitorio_villeroy-boch-hommage-bañera10

Otro modo de integrar el baño en el dormitorio es mediante el mantenimiento de una mínima y simbólica separación. Puedes crearla con un arco de escayola, madera, o dibujándolo en el tabique o la pared antes existente. Un muro de grosor medio puede encargarse de separar la zona más íntima del resto de la estancia. No te preocupes si tu dormitorio es muy pequeño y no puedes gastarte mucho dinero tirando tabiques para crear espacios como estos. Puedes conseguir que el baño cercano a tu dormitorio parezca integrado si guardas grandes o pequeñas similitudes en ambas estancias en cuanto a materiales y decorativos.

Baño integrado en el dormitorio_subway-villeroy-boch1

 Imágenes Vía Villeroy & Boch,  Casa Diez y El Mueble

¿Qué te parece esta solución? ¿Te parece ventajosa esta idea?

VIRLOVATwitterFacebook | Instagram

¡Seguimos de Sorteo! ¡Haz clic en la foto y participa!

Sorteo Copas de cava VilleroyBoch

 

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

 

Compartir