La Navidad es una época del año en la que se suceden sin parar eventos, fiestas, comidas de empresa… Si no cuidamos nuestra alimentación en estas fechas, lo que comemos y cuanto comemos, la factura llegará con los Reyes Magos.

El cuidar nuestra alimentación ha de ser una constante en nuestra vida, no es algo puntual relacionado con una estación del año o un evento festivo. Hemos de interiorizar y llevar a la práctica una manera de comer que nos regale salud y no puede estar reñida con socializar, compartir, disfrutar… pero no solo en esta época sino a los largo de toda nuestra vida. Viviremos más y mejor. Es posible.

Los Dietistas-Nutricionistas, entre otros profesionales sanitarios, recordamos que no es sano comer tantos dulces, platos tan llenos, tantas bebidas alcohólicas… ni en Navidad ni en otra época del año.

Comer es un placer, lo digo siempre, además debe ser compatible con platos sanos, cocinados con esmero, con ingredientes de calidad nutricional y con preparaciones culinarias sanas y sabrosas. En nuestras manos está la elección de alimentos y bebidas saludables para nuestro organismo con un toque de fiesta. La gastronomía es un arte que nos puede guiar hacia la salud, debemos usarla para ello.

Se trata de disfrutar la Navidad y también el resto del año con salud y la mejor manera es entendiendo que la salud se cuida, se guía y se mima a diario. Es ilógico comer en cantidades tales que terminan haciéndonos daño, que se traducen en indigestiones, malestar, pesadez o kilos, por no hablar de patologías que se descompensan por culpa de los excesos con la comida.

Resulta ser cierto que “es mejor prevenir que curar”. Una alimentación cuidada evita secuelas tras la Navidad (tras vacaciones, bodas, fiestas…) y repercute positivamente sobre nuestro peso, digestiones, piel, sistema cardiovascular, obesidad, embarazo, diabetes…

En navidad cuidemos la alimentación2

Os dejo algunas recomendaciones alimentarias para cualquier época del año y también para estas fechas:

  1. Desayuna. No vas a “arreglar” lo que vas a comer luego ayunando. Lo único que puedes conseguir es llegar con más apetito, comer más rápido y mayor cantidad.
  2. Si has almorzado o cenado más cantidad de lo normal, en la comida principal que resta del día, toma algo ligero. Una idea sería una ensalada, con verduras, un puñado de frutos secos y frutas, aliñada con una moderada cantidad de aceite de oliva virgen extra.
  3. A media mañana o por la tarde toma una fruta de temporada. No queremos llegar con apetito a la celebración.
  4. Calcula el número de comensales para que no sobre comida.
  5. No piques mientras preparas los platos. Trata de prepararlos al horno, sin salsas y con guarniciones abundantes de verduras. Son saciantes, ricas en vitaminas y minerales, antioxidantes, ayudan a regular el tránsito del intestino en estas fechas, sin olvidar el efecto positivo sobre el control de las cifras de tensión arterial, glucosa, colesterol…
  6. A la hora de comer, mastica despacio, no elijas raciones grandes, huye de salsas, fritos, y embutidos en exceso.
  7. Ensaladas y verduras, han de ocupar la mayor parte de tu plato.
  8. La mejor bebida es el agua.
  9. De postre, será difícil escapar a los dulces, pero si hubiese fruta en su jugo o al natural sería estupendo.
  10. No tenemos que terminarlo todo en ese momento. Otro día seguro que podremos volver a tomar estos manjares, así que platos pequeños. Siempre acompañar de ejercicio, una buena caminata es estupenda y si tenemos la suerte de poder ir al campo o a la playa, la disfrutaremos muchísimo.

Una alimentación saludable en Navidad si es posible, igual que lo debe de ser el resto de los días del año.

Todos estos consejos hay que adaptarlos a vuestra situación concreta. Si somos hipertensos, tenemos el colesterol, los triglicéridos, el ácido úrico altos, si somos diabéticos, si estamos embarazadas… No nos podemos olvidar de las pautas de los médicos especialistas, las enfermeras, los dietistas-nutricionistas y las matronas pues cuidan nuestra salud día a día. Cada uno de vosotros tenéis una situación particular, ese es el punto de partida para cuidarse.

Recordad, comer es un placer y no ha de estar reñido con la salud.
¡Qué paséis unas felices y saludables fiestas navideñas! ¡Qué el 2015 venga cargado de salud para todos!

¡Último día para participar en el Sorteo! ¡Suerte!

Sorteo-Navidad-VilleroyBoch

ANA NUTRICIONISTAFacebook | Twitter |  Instagram

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES

Te esperamos en nuestras redes sociales

Suscríbete al boletín

Introduciendo tu e-mail aceptas la Política de privacidad de Villeroy&BochES
Email
Nombre
Apellidos
Secure and Spam free...